Cuestión de huevos

Se llamaba Bartolomeo Colleoni. Llamó mi atención por la similitud de su apellido con el famosísimo Padrino. Era el señor de Bérgamo, a las órdenes del Gran Dux veneciano. En la urbe lombarda, su sombra aún es alargada en su Cittá Alta. Debíó ser un hombre de armas tomar al que no le importó asumir […]

Leer Más "Cuestión de huevos"

No todo está perdido

Faltaban unos minutos para las tres de la tarde. Ya quedaba muy poca gente en la oficina, quizás algunas personas más de lo habitual a esa hora, porque habíamos decidido salir a celebrar el Santo de Ana. Celia entraba en mi despacho y me decía: “no tes imaginas la visita que se le ha colado […]

Leer Más "No todo está perdido"

Olores sacros

  Cuando veo la puerta de una iglesia abierta, no me lo pienso. La cruzo siempre con la certeza de que al atravesar su dintel, voy a introducirme en una nueva dimensión del espacio y del tiempo. Nada avanza en su interior. La luz se congela, al igual que la existencia misma que se engarza, […]

Leer Más "Olores sacros"

Orgullo

Amar a quien desees sin importar nada más. Por qué dar explicaciones sobre lo que el corazón siente. A quién le importa. Por qué doblegar un sentimiento a los condicionantes impuestos por una determinada moral, cuando no hay nada más irracional que el sentimiento en sí.

Leer Más

Tejados

Los tejados permanecen ajenos a todo cuanto sucede, y nosotros les respondemos con la misma indiferencia. Las prisas, los móviles, el calor… cualquier excusa vale para no mirar hacia arriba. Curiosamente, si alguna vez nos fijamos en ellos es cuando desde la altura nos da por mirar hacia abajo. Cosas de la antropometría, la vida a medida del hombre. Y con el empleo de esa escala, el hombre pierde de vista todo lo que la vida le oculta. Leer Más